Questo sito contribuisce alla audience di

Scritta da: Marco Giannetti
Como un testamento espiritual.

De verdad estamos en las manos de Dios sin conocer lo que el ha dispuesto para nosotros.
Para ese lunes habiamos establecido una partida de futball, llegan los chicos y comenzamos a calentar para iniciar el ano con la partida y poder establecer una cita semanal para el futball con los chicos adultos.
Un chico  de 26 anos, Raffaele, que estaba detras de mi cae en el piso sin lamentarse.
Entedì que algo sucedia, corrimos hacia el sin poder hacer nada.
Todos le hermanos de comunidad en el hospital recibieron contemporaneamente la noticia de la muerte y todos allì mostraron que un hermano no se abandona ni aunque este muerte.
Tenia una profunda contradiccion, alegria interior porque Raffaele me habia contdo algunos minutos antes de lo sucedido en el campo, que el  gozo probado en Madrid, en el encuentro co el Papa, fue unico y un regalo asì lo habria custodiado dentro de si para siempre, no me dijo mas nada, me emociona todavia recordar esta palabra porque en el fondo, en Madrid co el Papa, recibio la palabra que  lo tenia que preparar para el incuentro definitivo con Cristo del lunes pasado, pero a la vez de sentir alegria, sentia tambien una profunda tristeza y toda esta tristeza estaba motivada por los pecados de mi vida.
Ademos dentro de mi en estos dias, siento una ganas de ir yo tambien, de ir a partecipar de la misma alegria de la que hoy goza, un sacrificio tan grande no puede quedar sin frutos.
Siento  ademas que mi vida, en estos dias, ha cambiado y quel el Senor no se ahorra estretegias para salvarme, esta empenandose conmigo de una manera sobrehumana, come lo sabe  hacer solo el.
Me decia ayer, cuantas personas tendran todavia que ser sacrificadas para que James pueda convertirse y abrir los ojos para contemplar el amor de Dios.
Espero que ni una mas, espero ser el proximo, es io, lo deseo.
Un abrazo.
Composta sabato 19 novembre 2011
Vota la frase: Commenta